Saltar al contenido Ir al menú de traducción

"Una casa es como construir una obra de arte: desde el tejado hasta los cimientos, pasando por la fontanería. Todo el mundo deja una parte de sí mismo con la casa que construye. ¿No es genial?"

Los alumnos de la escuela primaria Franklin asintieron con entusiasmo, levantando las manos para compartir sus propias historias sobre la vivienda.

Esta semana, las clases de las escuelas primarias Spring Creek y Franklin recibieron donativos de algunos miembros del proyecto The House that She Built. El proyecto está formado por mujeres de Utah de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas que diseñaron y construyeron una casa que, según la página web, "destaca(n) y utiliza(n) a mujeres profesionales, artesanas cualificadas y empresas propiedad de mujeres en todas las fases del proyecto." Después de que el grupo construyera y exhibiera la casa para el evento 2021 Utah Valley Parade of Homes, los miembros del proyecto elaboraron un libro titulado "La casa que ella construyó". Cada página del libro ilustra cómo arquitectos, enmarcadores, techadores y muchos otros aportan conocimientos y habilidades para levantar una casa desde los cimientos.

A continuación, los miembros del proyecto visitan las escuelas para leer y donar ejemplares del libro, con la esperanza de conseguir que más niñas se interesen por la construcción. La presidenta Jennie Tanner y la fundadora Kristin Smith visitaron la escuela primaria Franklin y, durante su visita, ambas respondieron a preguntas sobre todo tipo de temas, desde la construcción de casas hasta las opciones profesionales y los conocimientos generales de construcción.

Kristin leyó el libro en voz alta, cada página sacaba más historias de los alumnos. "¡Mi abuela es constructora! Ahora tiene más de ochenta años, pero todavía se arrastraba hasta el tejado para ayudar a mi padre a tapar un agujero", exclamó un alumno. "A nuestra familia le preocupaba que se cayera, pero allí arriba era robusta como una mesa". Otro estudiante recordaba haber trabajado en jardinería con su padre, proclamando con orgullo que ha vertido hormigón para colocar postes de cubierta en numerosas ocasiones.

Los alumnos tuvieron su buena ración de preguntas sobre el proceso de construcción. "¿Realmente se utilizan las matemáticas para construir?" preguntó un alumno. "Sí: las matemáticas que estáis aprendiendo en clase ahora mismo se utilizan todos los días. Los ingenieros y arquitectos utilizan las matemáticas para diseñar su casa. El equipo de construcción y los enmarcadores y ebanistas- todos utilizan habilidades matemáticas básicas todos los días cuando construyen." Se desató la charla; los niños expresaron un nuevo aprecio e interés por su actual tarea de matemáticas.

"¿Hay que ser fuerte para trabajar en la construcción de viviendas?" "No, no hace falta ser una persona grande y fuerte para construir viviendas. Utilizamos grandes máquinas y mandos a distancia para levantar tubos y mover madera. Disponemos de tecnología para que todo el mundo pueda crear viviendas. Todo el mundo es libre de construir lo que imagine".

Kristin y Jennie compartieron historias sobre el proyecto La casa que ella construyó. Jennie contó una historia sobre el día de la firma de ladrillos en el que su equipo invitó a las niñas a venir, firmar ladrillos y "untar ladrillos" con mortero para revestir el sótano de la casa. "Todos los ladrillos están firmados por chicas de Provo. Celebramos una jornada de puertas abiertas para que la gente de Provo nos visitara, y esas dos niñas corrieron por la casa, corrieron hacia su ladrillo y lo señalaron gritando: "¡estos son nuestros ladrillos! Nosotras ayudamos a construir esta casa!".

Tras sus relatos, los estudiantes hablaron de sus proyectos personales de vivienda o de sus experiencias vividas en un apartamento nuevo o en una vivienda remodelada, e incluso hablaron entre ellos de cómo construirían el espacio vital de sus sueños.

El libro aterrizó en casa con los alumnos. La visita de Jennie y Kristin enmarca futuros viables para los alumnos que imaginan un mundo construido por sus manos. Experiencias como ésta son fundamentales para los niños y también para nuestro futuro colectivo.

Leer más El proyecto La casa que ella construyóo recoja su propio ejemplar del libro.

Spencer Tuinei
  • Especialista en Comunicación
  • Spencer Tuinei
es_MXEspañol de México